175 años fabricando cerraduras. Seguimos siendo pioneros

Este año, cumplimos 175 años y para celebrar este gran cumpleaños tenemos programadas varias actividades. Celebraremos nuestro gran legado, mirando al pasado para recordar los productos e innovaciones que han convertido a Yale en la marca que es hoy, y examinaremos cómo se desarrollará la compañía en el futuro.

Historia

Después de emigrar de Gales del Norte, Reino Unido a Newport en Nueva York durante el siglo XIX, la familia Yale comenzó a diseñar y fabricar una gama de candados de alta seguridad. Fue aquí en 1843 cuando Linus Yale Sr. patentó la primera cerradura de combinación.

Sin embargo, fue cuando su hijo Linus Yale Jr. se unió a la compañía en 1850 cuando se desarrolló la famosa cerradura con cilindro con tambor de pines. El mecanismo del tambor de pines fue utilizado por primera vez por los antiguos egipcios hace más de 4.000 años y todavía se usa habitualmente en la industria de laseguridad en la actualidad.

El mecanismo usa pasadores de diferentes longitudes para evitar que la cerradura se abra sin la llave correcta. En 1857, Yale Jr. patentó su diseño del famoso candado con cilindro de tambor de pines, un movimiento que marcó el inicio de la compañía Yale que conocemos hoy en día y la hizo conocida mundialmente. Concedidas las patentes entre 1857 y 1865, Yale finalmente logró crear su invento más importante: la cerradura con cilindro Yale. (27 de junio de 1865, patente de los Estados Unidos 48475 - cilindro redondo con cinco clavijas de pines en una línea y llave plana. Linus Yale Jr. transformó la industria de las cerraduras para siempre con sus muchos descubrimientos revolucionarios.

Futuro

Hoy en día, se reconoce a Yale con cariño como "La cerradura favorita del mundo" y se distribuye en más de 125 países por todo el mundo. Como una de las marcas internacionales más antiguas, la Yale de hoy es una de las marcas más conocidas y respetadas en la industria de las cerraduras, representando calidad, innovación, diseño, fiabilidad, confianza y lo más importante seguridad. Todavía hoy millones de cerraduras Yale están en uso en todo el mundo.

El objetivo de Yale es hacer que los clientes se sientan seguros para que puedan disfrutar de sus vidas al máximo, sin preocupaciones y libres de elegir lo que quieran hacer.

Para lograrlo, Yale vende un estilo de vida en lugar de una simple solución de seguridad. Con todos los productos de Yale, los clientes compran fiabilidad y tranquilidad, ya sea con un candado para la caseta del jardín, una cerradura multipunto para la puerta de entrada o una alarma doméstica inteligente para su nuevo apartamento. Yale cubre todas sus necesidades.

En cuanto a las próximas décadas, es evidente que Yale está dando pasos inteligentes hacia el futuro, posicionándose firmemente como líder en la seguridad de los hogares inteligentes. La innovación, la tecnología, los estándares de seguridad y las tasas de criminalidad han influido en el escenario de seguridad del hogar y Yale se posiciona en la vanguardia, liderando el desarrollo de productos para dar forma al futuro mercado de seguridad para el hogar.

Echando la mirada hacia atrás algunas décadas, el hogar inteligente era simplemente una visión futurista donde los objetos domésticos podían realizar funciones a través de comandos de voz o control remoto. La tecnología ha avanzado rápidamente hasta hoy en dia y el concepto de hogar inteligente es una realidad.

La transición de Yale de productos mecánicos a electrónicos comenzó en 2010, cuando se lanzó en el Reino Unido la primera Cerradura Inteligente, la cerradura inteligente Yale Keyfree. Desde entonces, los productos inteligentes han crecido considerablemente y en 2016 Yale lanzó  " Yale Smart Living" , una gama completa de productos de seguridad conectados entre sí que pueden ser controlados remotamente por los propietarios en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Desde Kits de Alarmas Yale Smart Home a cámaras IP y kits de CCTV. Este lanzamiento marcó un gran punto de inflexión para Yale y desde ese momento podemos ver cómo la compañía se está desarrollando para el futuro.